Ver la paja y no la viga

Ver la paja y no la viga

El 25 de Mayo de 2014 la prensa española asistía con estupor primero y nerviosismo después a la irrupción de Podemos con 5 eurodiputados. Empezó así la campaña de acoso y derribo a la formación, que pasó del todos los frikis acaban planeando sobre Madrid a las declaraciones del otrora referente del socialismo en España asegurando que sería una catástrofe que en España prendieran tendencias bolivarianas.

Mientras, otros girábamos la cabeza hacia Europa y veíamos como la consolidación de Amanecer Dorado en Grecia y la 2ª juventud del Frente Nacional de los Le Pen no eran hechos aislados. Aún faltaba más de un año para que la crisis de los refugiados hiciera temblar los cimientos de la UE y echara más leña al fuego. Comenzaba así el imparable ascenso de la extrema derecha en el viejo continente 70 años después de la caída del fascismo y nazismo.

captura-de-pantalla-2014-05-26-a-las-10-25-43

En 2016 las opciones de Marine Le Pen a presidir la República Francesa son tan reales que han abocado al Partido Socialista a virar a la derecha en un intento desesperado tras el fracaso de Hollande. En Austria la victoria en primera vuelta del FPÖ ya se ha llevado por delante la estabilidad y al Canciller del país. En Alemania crecen los ataques xenófobos al mismo ritmo que Alternativa por Alemania (AfD). Lo peor es que esta ola de locura ha seguido creciendo y ha llegado al país más poderoso del mundo. Donald Trump, que el verano pasado parecía un candidato fake ha logrado la nominación republicana para la Casa Blanca después de una campaña basada en el ataque y crispación a latinos, musulmanes, mujeres y lo que le pusieran por delante. Ni las bromas de Obama con los corresponsales pueden calmar a una sociedad cada vez más preocupada con las posibilidad -y cada vez más real- de que el magnate toque poder.

img_melies_20160511-164409_imagenes_lv_otras_fuentes_portada_jueves-301-kktg-656x777lavanguardia-web
La portada de El Jueves que le ha costado a su directora una agresión neonazi

La revista El jueves llevaba esta sensación a su portada de esta semana y tan solo 24 horas después, su directora Mayte Quílez era agredida en el portal de su casa. Y esta misma semana, un joven recibía un puñetazo en A Coruña al grito de Arriba España.

Durante los dos últimos años todos los medios tradicionales han tratado de atemorizar a la población con un ascenso de la izquierda comunista, chavista y filoetarra; cuando la realidad era bien distinta. Mientras Alemania y la Unión Europea empiezan a considerar el problema con la importancia que merece, aquí miramos hacia otro lado. Mientras en Madrid sigue creciendo el número de agresiones homófobas en 2016, la prensa y los partidos siguen callando. Al mismo tiempo que Bruselas lanzaba un grito por la paz, en Madrid un grupo neonazi atacaba la mezquita de la M-30. Y suma y sigue.

Ha llegado el momento de que medios de comunicación, ciudadanía y partidos políticos pongan el foco sobre la realidad, y es que la extrema derecha ya se hizo con el poder después de una crisis en el siglo pasado y los resultados los conocemos todos. Que el conocer la historia nos permita no repetirla.

Anuncios

Un comentario sobre “Ver la paja y no la viga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s